23
04
2019

Máquinas de tatuar

Hoy en día existen una gran variedad de marcas y modelos de máquinas de tatuar, en este post os explicaremos un poco sobre este elemento imprescindible para la mayoría de tatuadores.

¿Qué es una máquina de tatuar? Pues, es un aparato electromagnético que se usa para realizar tatuajes que consta de una aguja que se desliza de arriba a abajo por un tubo hueco y un “mango” preparado para que el tatuador pueda cogerla con comodidad.

Existen dos tipos de máquinas de tatuar, estas son: las rotativas y las de bobina.

Las máquinas de bobina están compuestas por una y dos bobinas (como curiosidad hay algunas que tienen hasta tres bobinas, aunque no es lo habitual)  y utiliza electromagnetos para cumplir su función. Se subdividen en tres tipos de máquinas de bobina: para tirar la línea, para hacer la sombra y para poner el color. De las máquinas para tirar la línea hay tres tipos: para tirar la línea fina, la línea media y la línea gruesa. Y de las máquinas. Y de las máquinas para hacer la sombra hay dos tipos más: para hacer una sombra suave y para hacer una sombra sólida.

Máquina de tatuar de bobina

Máquina de tatuar de bobina

Las rotativas giran de manera excéntrica y hacen menos ruido que las máquinas de bobina, tiene un solo motor que actúa sobre unos cojinetes (por lo general la manufactura es industrial).

Máquina de tatuar rotativa

Máquina de tatuar rotativa

Ahora que ya sabemos que tipos de máquinas hay de tatuar, os explicaremos las partes principales, estas son: el bastidor, el tubo portaaguja, la aguja, el impulso y la fuente de alimentación eléctrica.

El bastidor con una geometría que nos permite ajustar y fijar (con una serie de tornillos) las diferentes partes de la que está compuesta una máquina de tatuar. Este suele ser de aluminio, latón, hierro y hasta de madera. También se pueden encontrar de baquelita o material similar.

Ejemplo de bastidor

Ejemplo de bastidor

El tubo portaaguja es un cilindro hueco (de acero inoxidable o de plástico) por el que se desliza la aguja. Este está fijado en la parte inferior del bastidor.

La aguja (de acero inoxidable) tiene un extremo acabado en punta y el otro doblado en forma de argolla (para poderlo sujetar bien). Generalmente, en esta argolla se utiliza una pieza de caucho o un trozo de papel para que queden bien sujetas. Las agujas pueden ser para hacer línea con agrupaciones redondas o magnum (superpuestas), perfectas para hacer la sombra o el “relleno”. Cuando se sujeta la aguja se suele colocar una goma sujetándola al bastidor, de manera que quede bien alineada y evite las vibraciones no controladas.

Ejemplos de tubo portaagujas y de agujas

Ejemplos de tubo portaagujas y de agujas

El impulso depende del tipo de máquina de la que estemos hablando. En el caso de las de bobina suele estar formado por dos electroimanes y, en las rotativas por un motor rotativo. El impulso es un mecanismo de vaivén y es el encargado del movimiento de la aguja, muy parecido al de una máquina de coser.

Y ya para finalizar, está la fuente de alimentación, que consiste en una fuente de corriente alterna (también las hay en corriente continua) que alimenta a la máquina y es controlada por una ruleta o “botón” que regula los voltios. El arranque de la fuente de alimentación puede ser controlado por un pedal que lo encenderá y apagará.

La máquina rotativa es como un “bofetón” y la máquina de bobina como un “puñetazo”. La pregunta es… ¿Quien te deja el ojo morado?

Es importante que una máquina sea fácil de montar y desmontar, ya que facilita la limpieza de esta y la sustitución de las piezas. Y también es muy importante conocer bien tu herramienta, para que esta esté en las condiciones óptimas para hacer un buen trabajo.

Comment
0

Leave a reply


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies