11
11
2020

La triste historia del Príncipe pintado

By Baumfest 0
Nuestra historia empieza alrededor de 1690, la historia de el Príncipe Gioli o Jeoly, o como otros lo llamaban en ese momento, el Príncipe Pintado

El príncipe Giolo y su madre estaban en un bote cerca de la isla de Miangas, a unos 70 km de lo que hoy es Davao Oriental. Trágicamente unos traficantes de esclavos vieron el bote de Jeoly y lo capturaron a él y a su madre, les quitaron todas sus posesiones y los vendieron por 60$ a un extranjero que se hacía llamar “Mr. Moody”. Más tarde Mr. Moody los vendió a William Dampier, un aventurero británico que inspiró a Daniel Defoe para escribir su personaje de Robinson Crusoe.

Dampier era ambicioso y soñaba en hacerse rico, sin embargo, su sueño no se hizo nunca realidad. Cuando Mr. Moody y Dampier se encontraron, Dampier estaba en la ruina y estaba listo para regresar a Inglaterra sin nada que mostrar de sus exploraciones fallidas. Por lo tanto, cuando Mr. Moody se ofreció a vender a Jeoly, Dampier vio su oportunidad de enriquecerse gracias al esclavo tatuado.

Durante su largo viaje a Inglaterra, Jeoly y su madre enfermaron. Él se recuperó, pero su madre murió a causa de la enfermedad. Dampier escribió en su diario que el príncipe esclavo estaba afligido y no podía ser consolado.

Llegaron a Inglaterra en 1692. Jeoly tuvo que enfrentarse a una multitud de personas curiosas que querían ver sus tatuajes y se convirtió en la primera persona exhibida públicamente con el cuerpo lleno de tatuajes.

Con el tiempo se inventaron muchas historias sobre el príncipe. Un escritor misterioso afirmó que Jeoly era un príncipe real de la tierra de Gilolo y que sus tatuajes eran mágicos porque podían ahuyentar serpientes e insectos venenosos. Las historias inventadas sobre la vida del príncipe no acabaron ahí.  Este escritor también explicó que el “Príncipe Giolo” se convirtió en esclavo después de que los piratas del mar lo secuestraran y que se convirtió en esclavo en el reino de Tominec. La historia afirmaba que la gente de Tominec se dedicaba a la piratería y eran “adoradores del diablo”.

el principe giolo

Ilustración que se utilizo para publicitar al príncipe Giolo

Jeoly, supuestamente, se enamoró de una princesa llamada Terhenahete. A su padre, el rey, no le gustó así que mandó a la princesa lejos de casa. Sin embargo, la princesa fue secuestrada, pero Jeoly la siguió e incluso logró rescatarla de ser atacada por su captor. 

Sin embargo, el destino de nuestro protagonista no fue tan fantástico como lo describió el escritor. Dampier vendió Jeoly a los oportunistas y fue exhibido como un animal en el Blue Boar Inn. Había panfletos impresos sobre él e incluso se rumorea que el monarca de la época, el rey Guillermo III, solicitó que nuestro príncipe fuera llevado ante él.

Desgraciadamente, tres meses después de llegar a Inglaterra, el príncipe contrajo la viruela y murió. La Universidad de Oxford se apoderó de sus restos y anunció que quería preservar sus restos en nombre de la ciencia. Lo publicitaron como “”primera instancia documentada de la colección y preservación de la piel humana tatuada como una curiosidad anatómica en Inglaterra”. La piel tatuada de Jeoly se exhibió en la Anatomy School (más tarde en la Medical School) de la Universidad de Oxford. Desafortunadamente, la piel no sobrevivió. Presumiblemente se deterioró con el tiempo. Oxford lo documentó como “perdido” a principios del siglo XX. Tal vez, las técnicas de conservación y los productos químicos utilizados cuando se exhibió no fueron muy efectivos.

Las únicas documentaciones que quedan sobre él son las ilustraciones que se utilizaban para publicitarlo. Podemos afirmar que su cuerpo estaba adornado con tatuajes intrincados muy parecidos a los tatuajes micronesios de las Islas Caroline y Palau.

Nuestro príncipe fue víctima de las circunstancias y de la avaricia de otras personas,  tratado como un bicho raro y como un salvaje. 

 

Fuentes: 

Tattoo Archives https://tattooarchive.com/

Elite Reader https://www.elitereaders.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies